Calderas biomasa

El agotamiento progresivo de los combustibles fósiles y el impacto ambiental que provocan, ha generado la necesidad de buscar un nuevo modelo que se base en el crecimiento más sostenible. En Catalunya, uno de los recursos de energía renovable y sostenible más importante es la biomasa.
Utilizando los residuos de origen agrícola (cáscara de almendra, hueso de aceituna, escama de piña ...) o forestal (leña, sotobosque, ...), directamente en forma de astilla, o procesados ​​como el pellet, se consigue una gran cantidad de energía calorífica que, junto con las últimas tecnologías en materia de calderas de biomasa, hace que ofrezca un gran abanico de ventajas, tanto a nivel ambiental como energía renovable, así como en ahorro en el hogar, reduciendo de forma sustancial la factura del gas o gasóleo.

Esta tecnología nos permite usar una energía que no tiene fecha de caducidad (renovable), que no hay que ir a buscar en países lejanos (local), que el co2 producido vuelve otra vez a la masa forestal (limpia), y que no precisa de gran recursos (sostenible).

Y, por último, ¿Quien no se ha quedado alguna vez embobado mirando el fuego de un hogar? ¿Conoceis a alguien que le haya pasado lo mismo mirando un radiador? Un comedor con una llama en un hogar tiene mucha más calidez.
Calderas biomasa